¡Descubre sus múltiples ventajas! Gametimer..

Limita el uso de pantallas de los niños

Protege a los niños de los efectos negativos de un uso prolongado de las pantallas

Ofrece a los padres conocimiento de las horas dedicadas delante de alguna pantalla

Acaba con las discusiones innecesarias entre padres e hijos

Responsabiliza directamente a los niños de las horas que dedican a las pantallas

Estimula la realización de descansos regulares

Garantiza el establecimiento de acuerdos acerca del tiempo dedicado al juego y al uso de pantallas

Enseña a los niños a organizarse mejor el tiempo de uso de las pantallas de una forma educativa

¿Qué hace que el Gametimer sea tan excepcional?

El principio del Gametimer se basa en la cooperación entre padres e hijos. En primer lugar, aclara las normas acerca del tiempo máximo diario de uso de pantalla y de los descansos obligatorios que se establecen juntos. A continuación, los padres podrán añadir tales acuerdos a la app y supervisarlos, mientras que los niños asumen la responsabilidad con el Gametimer. Al darles esta responsabilidad con el Gametimer, los niños aprenden a gestionar el tiempo máximo diario que dedican a la pantalla de una forma educativa. El Gametimer se ha diseñado de tal forma que pueden utilizarlo niños de todas las edades. Se ha pensado en todo:

  • Diseño sólido y resistente
  • Compatible con todas las pantallas
  • Conexión a bluetooth con la app
  • Sin botones

 

Los peligros de un tiempo excesivo dedicado a la pantalla

De media, los niños dedican más de 7 horas al día delante de alguna pantalla. Demasiado tiempo dedicado a alguna pantalla puede provocar problemas de visión, falta de sueño, dolores de cabeza, obesidad e incluso pérdida de habilidades sociales. Muchos padres piensan que su hijo/a es adicto a los videojuegos, mientras que los estudios científicos muestran que únicamente entre el 1 y el 2 % de los niños tiene realmente esa adicción. Sin embargo, ¿estás convencido de que has perdido el control del tiempo que tu hijo/a dedica a las pantallas, y quieres cambiarlo? En tal caso, ¡Gametimer es la solución!

Los niños y el juego: las ventajas

Al contrario de lo que muchos padres piensan, no hay nada malo en que tus hijos jueguen a los videojuegos de vez en cuando. Incluso algunos estudios científicos han demostrado que jugar a videojuegos de vez en cuando presenta varias ventajas. Por ejemplo, el juego enseña a los niños a colaborar con otras personas como parte de un equipo, lidiar con la pérdida en entornos competitivos y crear una mejor percepción del espacio. De forma adicional, potencia su imaginación y enseña a los niños a leer, hablar y escribir mejor en inglés. En otras palabras, no hay que olvidarse de las ventajas que los juegos pueden tener en tus hijos.

Llegar juntos al mejor equilibrio

Para poder combinar lo mejor de ambos mundos, es importante llegar al equilibrio adecuado. Por tanto, se debe comenzar con una buena base y, junto con tu hijo, llegar a un acuerdo acerca de la mejor forma de gestionar el tiempo de uso de las pantallas. ¡Basta con permitir que el Gametimer se encargue del resto! De esta forma, podrás proteger a tu hijo de un uso abusivo de las pantallas, a la vez que podréis beneficiarios de las ventajas que ofrecen tanto el Gametimer como los juegos en general.