Gametime Gametime pause

Gametimer ayuda a los padres y a sus hijos

Llegar a acuerdos sobre el uso de teléfonos, tablets y (juegos de) ordenadores

Inicia la conversación

Di adiós a las discusiones y empieza a conversar. Porque los buenos acuerdos son los que se hacen juntos. Por tanto, te invitamos a iniciar la conversación y a establecer juntos los lapsos de tiempo y los límites.

Al llegar juntos a acuerdos, obtendrás el apoyo necesario de los niños, y eso es de gran ayuda. De verdad.

Llegar a acuerdos

Por lo general, los niños son incapaces de marcarse límites. Al hablar con ellos, les puedes ayudar con la fijación de límites. Seguidamente, registras esos acuerdos en la app, de manera que Gametimer puede garantizar su cumplimiento.

Comparte la responsabilidad

Al dejar que tus hijos hagan uso del Gametimer por su cuenta, ellos aprenderán a asumir responsabilidades. Aprenden que la Pausa y la Parada forman parte del juego y del uso de la pantalla.

Los niños saben cuándo se les ha terminado el tiempo para jugar. Después, el niño tiene la oportunidad de cerrar o de finalizar el juego de forma correcta.

Reducción del uso de la pantalla

Al acordar el tiempo que se puede dedicar detrás y enfrente de las pantallas, se disminuye el tiempo total de uso. Y no unos pocos minutos, sino un tiempo verdaderamente considerable.

Aprende a organizarte

Como los niños hacen un uso individual del Gametimer, también aprenden el arte de la organización. Al darles un poco de margen, aceptarán rápidamente el Gametimer.

Gestiona el tiempo de pantalla

Llegar a acuerdos sobre el uso de teléfonos, tablets y (juegos de) ordenadores

Quiero uno – 129 €