Paso 1

Establece junto a tu hijo/a normas claras acerca del tiempo máximo diario dedicado a las pantallas. Incluye seguidamente tales acuerdos en el programa semanal de la app de Gametimer.

Paso 2

En cuanto se hayan registrado los acuerdos en la app, estos se sincronizan automáticamente en el Gametimer.

Paso 3

Ahora el Gametimer está listo para su uso. Solo tendrás que darle el Gametimer a tu hijo/a, y te darás cuenta de que el resto sucederá de forma automática.

"Al incorporar el Gametimer empecé a regular y a controlar el tiempo de uso de pantallas de juego".

D. van Houts

Jugar

Antes de utilizar el Gametimer, es importante establecer normas claras y acuerdos acerca del tiempo de pantalla permitido y del número de pausas obligatorias y su duración. Estos pueden añadirse a la app de Gametimer, tras lo cual el Gametimer está directamente listo para su uso.  Coloca el Gametimer con la parte verde hacia arriba, y empezará a correr el tiempo. Los tiempos establecidos se mostrarán en el monitor, así como mediante los 10 LEDs.

Hacer un descanso

Al colocar el Gametimer en posición horizontal, el tiempo pasará a tiempo de “Descanso”. De esta forma, se podrá reanudar el juego en un momento posterior sin perder tiempo de juego. Cada minuto se mostrarán 2 bips, y pasados 5 minutos se mostrarán 2 bips cada 15 segundos. Así resultará evidente que el Gametimer se encuentra en modo descanso. Cuando el Gametimer vuelve a pasar a modo “Juego”, el tiempo volverá a reanudarse.

Parada

Al acabarse el tiempo el Gametimer emitirá un sonido. Esto significará que se ha terminado el tiempo de juego, o que el tiempo diario que el niño dedica a la pantalla se ha consumido. El sonido seguirá emitiéndose hasta que se le de la vuelta al Gametimer con la parte roja hacia arriba. Ahora ya no será posible darle la vuelta al Gametimer hasta la posición de “Juego” sin que emita un sonido. En otras palabras: ¡Ya has tenido suficiente! Consejo útil: ¿quieres darle a tu hijo/a un poco más (o menos) tiempo al día? Podrás ajustarlo fácilmente a través de la pantalla del temporizador de la app de Gametimer. Por ejemplo, ¡esto te permite darles tiempo adicional de uso de pantalla durante las vacaciones!

La App de Gametimer

Los ajustes del Gametimer pueden modificarse en la app de Gametimer. Su acceso está protegido con una contraseña. Cuando se han modificado los ajustes, el administrador de la app de Gametimer recibirá una confirmación por correo electrónico.

  • De uso sencillo
  • Programa semanal
  • Estadísticas claras
  • Puede vincularse a múltiples Gametimers

El objetivo del Gametimer

Con el uso del Gametimer, los niños aprenden a gestionar el tiempo máximo diario que dedican a la pantalla de una forma educativa. El Gametimer ayuda a establecer normas claras y enseña a los niños a ser más conscientes del tiempo de uso de pantallas. De esta forma, los niños aprenden que los descansos regulares son una parte importante del juego y del tiempo de uso de pantallas. Pero también aprenden que pueden decidir por sí mismos cuándo y durante cuánto tiempo pueden jugar, hasta que alcancen el tiempo máximo diario que tienen para el uso de pantallas. Esto les permite ser más conscientes del tiempo que han dedicado a la pantalla, y les enseña a planificar y dividir mejor y de forma más eficaz su tiempo de uso de pantallas.

Echa un vistazo a todos los colores

Imagina que tu hijo/a normalmente se va a la cama a las 21:00 h , pero está viendo
una película que termina a las 21:10 h.
¿Qué haces en esta situación?

1. Le das mucho espacio

Al darle un poco de espacio, aceptarán mejor el Gametimer. Dentro de unos límites establecidos, los niños cuentan con responsabilidad directa acerca del tiempo que dedican a las pantallas. De esta forma, podrán decidir por sí mismos cuándo quieren utilizar el tiempo dedicado a las pantallas. Les llevará algo de tiempo a acostumbrarse, pero los niños aprenden rápido.

2. Establecer el tiempo máximo diario dedicado a las pantallas

¿Te parece difícil determinar el tiempo diario que debería dedicar tu hijo/a a las pantallas? Con el fin de ayudarte a calcularlo, hemos escrito un artículo que da una explicación más detallada acerca del tiempo máximo diario recomendado de uso de pantallas por parte de niños. Hemos incluido el tiempo recomendado por categoría de edad en minutos.

3. Crea una base de apoyo

Con el fin de crear una base sólida de apoyo, es importante establecer acuerdos claros con tu hijo/a. Al permitir que los niños opinen sobre dichos acuerdos, son más conscientes del tiempo que dedican a las pantallas, a la vez que aprenden a organizarse mejor.

4. Aumentar la toma de conciencia

El objetivo del Gametimer es ser más conscientes. Los niños aprenderán que hacer pausas, y a que parar también forma parte del juego y de las horas dedicadas delante de alguna pantalla. No te preocupes si de vez en cuando no utilizan el Gametimer cuando tú no estás. Las estadísticas del Gametimer permiten saber el tiempo dedicado a pantallas en los últimos 7 días.

5. Crear estructura juntos

Llegar a acuerdos acerca del tiempo dedicado al juego y a la pantalla no es algo sencillo. Esto se debe principalmente a que los niños no tienen (muchos) horarios fijos en sus rutinas diarias. Sin embargo, si configuras un buen programa en el Gametimer, tu hijo/a será capaz de planificar fácilmente el tiempo diario dedicado a la pantalla. ¿Quieres obtener más información acerca del funcionamiento del Gametimer y de cómo puedes establecer un programa claro? Echa un vistazo al manual.