5 Consejos para el uso de Gametimer:

Normalmente tu hijo/a se va a la cama a las 21:00 h,
pero está viendo una película que termina a las 21:10 h.
¿Qué haces en esta situación?

1. Dar responsabilidad

Con un poco de “margen” el Gametimer será rápidamente aceptado. Los niños son responsables de su propio tiempo de pantalla dentro de unos límites establecidos. Pueden decidir por sí mismos cuándo quieren utilizar su tiempo de pantalla. Esto requiere que todos se acostumbren, pero los niños aprenden rápidamente.

 

 

2. Determinar el tiempo máximo diario de pantalla

¿Te resulta difícil determinar la cantidad media de tiempo de pantalla que tu hijo puede tener al día? Para ayudarte, hemos escrito un artículo en el que se explica el tiempo máximo de pantalla recomendado para los niños. Los consejos se dan en minutos por edad.

 

 

3. Crear apoyo

Para crear apoyo es importante llegar a acuerdos juntos, de manera que tanto los padres como los hijos estén de acuerdo. Al dejar que los niños piensen en estos acuerdos, se vuelven más conscientes de su tiempo de pantalla y aprenden a planificar mejor.

 

 

4. Aumentar la concienciación

El objetivo de Gametimer es la concienciación. Los niños aprenden que las pausas y los paros forman parte del uso de los juegos y las pantallas. No hay que prestar demasiada atención si el Gametimer no se utiliza ni una sola vez durante su ausencia. En las estadísticas, puedes ver los tiempos de juego de los últimos 7 días.

 

 

5. Cread juntos una estructura

Ponerse de acuerdo sobre el tiempo de juego y de pantalla no es fácil. Esto se debe principalmente a que los niños no tienen horarios fijos. Si pones un buen programa en el Gametimer, tu hijo podrá planificar fácilmente su tiempo de pantalla diario. ¿Quieres saber más sobre cómo funciona el Gametimer y cómo configurarlo correctamente? Consulta el manual.